martes, 21 de octubre de 2014

Otra entrada de amor.

El amor es como el arte de un pintor famoso, aunque aparentemente no haya mas que simples trazos de pintura en diferentes tonos, aquellos que saben mirarlos ven cosas en ellos, ven algo que los demás no ven, porque saben mirar mas allá de esos trazos abstractos. Porque el amor quizás no sea mas que eso, algo abstracto, según la clasificación del sustantivo, es algo que no se puede tocar, es algo que sentimos, que experimentamos pero que no se manifiesta físicamente. Debo decir que discrepo ante este ultimo planteamiento. Quien dice que el amor no se manifiesta físicamente? Cuando dos personas se aman o se quieren o incluso se tienen cariño, manifiestan su amor, muchas veces físicamente, traducido en abrazos, achuchones, besos, con una mirada cariñosa, hay muchas manifestaciones del amor físicamente, muchísimas, cada uno tiene la suya, no se puede negar que es solo un sentimiento, algo que solo sentimos en nuestro interior, pero creo que es mas que eso, eso que sentimos en nuestro interior nos conduce a traducirlo mediante estos gestos, es como una fuerza que emana de nosotros por esa otra persona, o por esas personas, por quien sea, madres, padres, hermanos, parejas, abuelos, es cierto que son amores distintos, pero al final todos parten de esa fuerza que como mencione antes se genera en nuestro interior y que nos hace hacer cosas que no creíamos capaces de hacer, que nos hacen demostrar a esas personas hasta donde puede llegar ese amor que sentimos hacia ellos, que no es una mera sensación, que es una posibilidad, una capacidad de hacer algo a causa de esa fuerza. Siempre me cuesta expresarme cuando hablo de este tema, porque es tan complejo, se podrían decir tantas cosas según el momento, un día podemos escribir motivados a decir la cuantía de cosas negativas que tiene el amor, solo porque en ese momento lo sentimos así, y otros días a hablar de lo maravilloso que es porque así lo sentimos en ese instante, sea lo que sea, cuando se siente así, se siente así y os invito a escribir para desahogaros con cualquier tema, no solo con este, pero si escribís, hacedlo porque sentís lo que estáis diciendo, no porque lo hayáis oído por ahí, porque para contar batallas ya existen libros dedicados a eso. Continuemos después de este kit kat. Cada uno tiene una idea, un concepto diferente del mismo, y creo que de eso se trata realmente, el amor es libre, como lo es cada concepción del amor, cada uno ama, o quiere o muestra cariño hacia aquellos por los que lo siente. Si el amor es lo que une a dos chicos o dos chicas, quienes somos los demás para decir lo contrario? quienes son los demás para cuestionar si eso es realmente amor? A esas personas les digo que si se plantean esas dudas, no saben lo que es el amor. El amor no es necesariamente lo que por tradición, no, eso no se elige, no decidimos de quien nos enamoramos, ni quien poco a poco se abre paso hacia nuestros corazoncitos, ni hacia quien sentimos amor, nosotros no lo decidimos, eso llega, esa es la diferencia, no lo esperamos, llega sin avisar. Y volviendo a lo anterior, nadie es alguien para cuestionar el amor de los demás, y quien lo cuestiona es por falta del amor que ve, por celos, porque realmente no sabe lo que es el amor en términos generales o porque nunca ha querido realmente a nadie como para saber lo que se siente, las cosas que se llegan a hacer y lo fuerte que tira cuando se siente y se tiene. Yo por lo que creo, el amor es algo incomprensible, complejo, no demostrable en su totalidad (Ejemplo: te amo mas y exploto. Realmente es esa sensación, es como si fuéramos a explotar de tanto amor que sentimos, y no hay manera humana de demostrar eso, por eso siempre el amor sera prisionero en nuestro interior, nunca llegara a ser libre como nos gustaría, ojala fuéramos infinitos para que todo ese amor nos ocupase del todo). Ni siquiera llegan a existir palabras para abarcar todo ese sentimiento, por lo tanto me temo que también sera prisionero de las palabras. Y a veces es prisionero de nosotros mismos, por miedo al fracaso sentimental y decidimos encerrarlo bajo llave para protegernos, porque quizás sufriríamos mas si lo liberásemos y no fuera un amor correspondido, que si lo mantenemos encerrado aun quedándonos con la duda de que hubiera sido. Como yo lo veo el amor siempre ha estado prisionero, y aun sigue estándolo, no solo por estos aspectos sino por muchos otros, nunca ha sido libre, nunca hemos sido del todo libres en tomar esa elección, por triste que parezca, muchas veces esta marcado por los demás, no por nuestra decisión, no por lo que queremos nosotros, sino por el bien o por la elección de otros. Bueno, para concluir, amad, quered, cariñosead mucho a todos aquellos por los que lo sintáis, demostrarlo no cuesta nada, en el amor la vergüenza creo que debería de extinguirse y que la libertad de este debería ser una realidad, ocultarlo es malo para la salud y darlo en poca medida también.

1 comentario:

  1. Acabo de leer esto y me pregunto: ¿Estaré siendo verdaderamente injusta con el amor? A veces creo que no, pero luego me doy cuenta de que el amor todo lo puede y creo que tú y yo llegaremos muy lejos. Pensarás que la base de todo está en el entendimiento, que yo creo que sí que nos entendemos, cielo, pero la base de todo está en la mutua confianza y en amarnos. Yo tengo las dos a mi favor. Mira, monada, te lo diré de otra manera, que creo que lo entenderemos ambos:

    ''It is a risk to love.
    What if it doesn't work out?
    Ah, but what if it does.''

    Quédate con lo último, mi vida.
    Te ama,
    tu pequeño pandita.

    ResponderEliminar